Skip to Main content Skip to Navigation
Book sections

El orden público y la constitución histórica de la monarquía

Résumé : El discurso del orden público aparece durante el período que nos interesa, en reacción a episodios de toma popular del poder, primero como la afirmación la unidad de la Monarquía y luego también de la Nación y segundo, como un reclamo de exclusividad en la interpretación de dicha unidad por parte de quien o quienes esgrimen la noción. En los debates gaditanos, la afirmación de la existencia del orden público parece incluso más ampliamente compartida que la de constitución histórica de la Monarquía. Por lo menos, nadie se atreve a negar su existencia. En 1812, la idea de un orden público plasma y toma la forma de la Constitución escrita en tanto ésta se concibe como norma suprema. Sin embargo, no se agota en el texto constitucional y no deja ser un principio, una categoría que es a la vez una clausula de acción del poder. Más amplia que la constitución política misma, permite defenderla desde fuera de ella misma. Su invocación no es tan dramática quizás como la del principio de Salus populi primera lex, y hasta pudo devenir cotidiana y trivial conforme se iba debatiendo en las Cortes de Cádiz. Esto a su vez planteaba un problema serio de normalización y de regulación de las relaciones entre lo excepcional, la guerra y lo militar y la constitución política. El concepto empezó a servir para definir los límites de la política y de la participación ciudadana como límites sagrados y a legitimar la excepcionalidad de dispositivos de represión respecto a cualquier atentado contra esos límites, reconfigurando los materiales tradicionales sobre el crimen de lesa majestad. 1766. El orden público contra los monstruos políticos El 25 de marzo de 1766, el Mercurio histórico y político publicaba en su número 12 una traducción del famoso discurso de Louis XV conocido como Discours de la flagellation, pronunciado ante el Parlamento de París el 3 de marzo del mismo año. El mismo día, martes santo en Madrid, después de un lunes durante el cual el rey Carlos III, preso de un gran terror, había tenido que aparecer ante la muchedumbre amotinada, el motín asociado luego con el nombre del ministro Esquilache repuntó con más violencia por haber amanecido la ciudad con la información de la partida del rey a Aranjuez. Los amotinados mandaron entonces a un emisario, calificado de "diputado del pueblo", a Aranjuez y éste, Diego de Avendaño, fue
Document type :
Book sections
Complete list of metadata

https://halshs.archives-ouvertes.fr/halshs-02527470
Contributor : François Godicheau <>
Submitted on : Wednesday, April 1, 2020 - 11:16:13 AM
Last modification on : Wednesday, April 8, 2020 - 1:44:01 AM

File

2020 Hicoes Vol 1 parte I.pdf
Files produced by the author(s)

Identifiers

  • HAL Id : halshs-02527470, version 1

Collections

Citation

François Godicheau. El orden público y la constitución histórica de la monarquía. Marta Lorente Sariñena; Carlos Garriga Acosta; José Maria Portillo Valdés; Jesus Vallejo. Historia constitucional de la monarquía española (1700-1823), 1, inPress, La constitución histórica de la monarquía católica. ⟨halshs-02527470⟩

Share

Metrics

Record views

17

Files downloads

26